Cuarta Compañía Bomba Fidel Azocar


Bomba Fidél Azocar

Fundada el 07 de Enero de 1912


OFICIALIDAD

Director: Osvaldo Pontigo Donoso

Capitán: Fernando Cortez Salas

Teniente 1º: Manuel Medel Rojas

Teniente 2º: Maximiliano Sánchez Miranda

Teniente 3º: Juan Pablo Rojas Duarte

Secretario: Jhon Smart Polanco

Tesorero: Omar Allendes Gutiérrez

Intendente: Humberto Guevara Toro

Ayudante: Juan Carlos flores Figueroa

Oficial Maquinista: Caroline Vargas Salfate


HISTORIA

Cuarta Compañía de Bomberos de Rancagua, Bomba “Fidel Azócar”, cuyo lema es “Honor y Patria”, fue fundada un Domingo 07 de Enero de 1912 por un grupo de hombres forjadores de un destino de tradición y nobleza, voluntarios de la sección Escalas de la 1ª Compañía de Bomberos de Rancagua, que vieron la necesidad de reunir fondos para la adquisición de un carro de escalas y la formación de una nueva Unidad que se especializara en el trabajo con hachas y escalas, donde su principal norte fuera servir a la comunidad para salvaguardar las vidas y bienes de las personas y que con el paso de los años se ha especializado en el Rescate.

Uno de sus primeros carros porta-escalas, fue adquirido gracias a la generosidad de la Empresa Braden Cooper Co., que en el año 1943 dona un carro para esta Unidad. Posteriormente en el año 1969, el Directorio General y la Institución dan un gran paso al renovar el material mayor y poner en servicios modernos implementos motorizados; como por ejemplo: un Carro Telescópico Magirus para la 4ª Compañía.

Nuestra Unidad, el día 20 de noviembre de 1981, cumple con una sentida aspiración y deja el viejo Cuartel de la calle O’Carrol, para recibir el amplio y funcional Cuartel ubicado en calle Freire N°755, edificio que es hoy orgullo de la Institución y de la ciudad.

En la actualidad los bomberos voluntarios integrantes de la Cuarta Compañía de Bomberos “Bomba Fidel Azocar”, están preparados para atender emergencias de todo tipo que pongan en peligro a la comunidad. Hace un siglo atrás los bomberos existían para apagar incendios. Hoy, ésa sigue siendo una de sus obligaciones centrales, pero la complejidad de la vida ha ido agregando otras tareas de similar importancia. Dentro de una gran diversidad de situaciones a las que deben concurrir los bomberos, se cuenta toda la gama de rescates y salvamentos de personas y de enseres afectados por una emergencia. Esta actividad comprende desde la atención para inmovilizar y sacar personas atrapadas en una colisión vehicular hasta participar en labores de rescate en grandes catástrofes. También se incluyen salvamentos en canales, ríos, edificios de altura, torres de alta tensión, derrumbes, inundaciones, terremotos, etc.

Hoy, Cuarta Compañía cuenta entre sus filas con 75 Voluntarios Zapadores entre los cuales se encuentra la Primera Voluntaria Honoraria del Cue o de Bomberos de Rancagua, con más de 15 años de servicio, Sra. Patricia San Martín Manríquez. Además, entre sus filas, se destaca la participación de la Brigada Juvenil “Manuel Rey Banda” con 3 “Brigadieres” mayores de 14 años y 21 “Abanderados” que corresponden a niños y niñas entre “1” y los “14” años de edad, los cuales se preparan y sueñan con ser algún día “Voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Chile y de la Cuarta Compañía de Rancagua”.