Inicio Noticias Llamadas mal intencionadas a #Bomberos serán sancionadas

Llamadas mal intencionadas a #Bomberos serán sancionadas

271
0
Compartir

Las compañías telefónicas deberán entregar los datos de quienes realicen llamadas inoportunas a los organismos de emergencia,  los cuales arriesgarán multas entre los 45 mil y 225 mil pesos.

 

CENTTRALEl Senado aprobó, de forma unánime, el proyecto de ley que regula las llamadas falsas a Bomberos de Chile y otros organismos de emergencia, las cuales bloquean el sistema y dificultan la posibilidad de respuesta. Así, el proyecto pasará a segundo trámite constitucional para modificar la Ley General de Telecomunicaciones.

 

En conversación con el programa “Mesa Central” de T13 Radio, Miguel Reyes,  Presidente Nacional de Bomberos de Chile, señaló que “todos los Cuerpos de Bomberos tienen su propia central, pero tenemos una cifra en promedio del 85 a 90% que son pitanzas, es decir, llamadas cuyo fin es molestar al personal de bomberos. La mayoría es gente desde teléfonos públicos. Cuando se sancione a las personas que cometan estos ilícitos, indudablemente se van a aburrir de hacerlo”.

 

El proyecto de ley exige a las compañías telefónicas la entrega inmediata de los datos del involucrado, incluyendo su nombre, número telefónico y ubicación geográfica. También obliga a Carabineros de Chile a presentar los antecedentes al Juzgado de Policía Local, y habilita al juez a cursar una multa de 1 a 5 UTM. Sin embargo, si el juez lo estima conveniente, puede enviar los antecedentes al Ministerio Público, por delito de falsa alarma de emergencias (llamadas sin fundamento sobre desastres, sustancias químicas, biológicas, tóxicas, explosivos, etc), y la sanción para quienes sean considerados culpables puede ser la suspensión del servicio telefónico por hasta un mes o menor en su grado mínimo, desde los 61 hasta los 540 días.

 

Actualmente, Bomberos de Chile recibe en promedio 300 llamadas diarias, de las cuales sólo el 15% corresponden a procedimientos reales. El resto corresponde a  bromas, insultos o denuncias de hechos falsos, donde destacan los avisos de bombas en universidades durante época de exámenes.