Inicio Noticias Colocan Placa recordatoria en lo que fue el antiguo Cuartel de calle...

Colocan Placa recordatoria en lo que fue el antiguo Cuartel de calle Bueras de la Tercera Compañía de Rancagua

168
0
Compartir

La placa se encuentra en lo que fue la sala de máquinas del cuartel y hoy es parte de una tienda comercial

A dos años de la entrega del cuartel definitivo de la Tercera Compañía de Bomberos de Rancagua.  La “Bomba Capitán de Fragata Arturo Prat Chacón”, hoy cuenta con una placa recordatoria en lo que fue su cuartel histórico de Calle Bueras.  Esta placa fue ubicada en el interior de lo que fue la sala de máquinas del cuartel y en lo que hoy es una tienda comercial.

La Tercera Compañía “Bomba Capitán de Fragata Arturo Prat Chacón”, estaba ubicada en la calle Coronel Santiago Bueras Nº 338 desde 1921. Pero los años pasaron y el Cuartel Bueras, como se conoce, al igual como le sucedió a muchas de las construcciones del centro Histórico de nuestra ciudad, se quedó atrás en su diseño y empezó a dificultar la vida de cuartel; además, las angostas calles del centro, dificultan el tránsito rápido y expedito de los carros bomba a los servicios. Es por esta razón que nace la necesidad de construir un nuevo cuartel que reúna las condiciones necesarias para un buen pasar de los bomberos y prestar un buen servicio a la comunidad.

Fue así como dos integrantes de la compañía nos dieron su testimonio al recordar lo que fue el antiguo cuartel.

Carlos Muñoz, cuartelero, se integra a las filas en el año 1982 en el  cuartel de Bueras. Señaló; aquí fue donde  he visto varias generaciones a los que he conocido desde chicos y hoy los veo aún en la Compañía. En el antiguo cuartel, a pesar que era más pequeño, había un grato ambiente de camaradería y quedaron muy lindos recuerdos. Aquí aprendí a ser bombero y por ello, cuando pasó el terremoto y el cuartel sufrió grandes daños, muchos como yo nos sentimos huérfanos prácticamente, dejando atrás muchos recuerdos. Ahora las comodidades son mejores ya que en primer lugar podemos acudir a los llamados en mejor tiempo y hay mayor espacio, se extraña los momentos de camaradería de mis tiempos pero es un grato lugar, con todo lo necesario para seguir desarrollándonos como Compañía.”

En representación de las nuevas generaciones,José Luis Sánchez, Capitán de la Tercera Compañía de Rancagua  nos comentó; Dentro de todo lo que he vivido en esta Compañía, me tocó vivir el cambio del antiguo cuartel de bueras a este nuevo lugar. El terremoto del 2010 nos dejó de forma momentánea sin cuartel pero pudimos salir adelante y lograr con éxito esta nueva casa, esfuerzo de alrededor de doce bomberos que luchamos por este espacio. Este nuevo lugar nos permite llegar en menos tiempo a cada llamado y sin duda es un cuartel de lujo, pero si nos afectó en la parte emocional ya que vimos caer un sinfín de historias y personas que crecieron como yo en el cuartel de Bueras”.

A pesar de las innumerables comisiones y esfuerzos realizados por las administraciones anteriores, en el año 2010 los terceritos se ponen a trabajar para poder concretar esta obra de palabras mayores, con más ímpetu ya que se acercaba a pasos gigantesco el centenario. Y el espíritu de los terceritos era tener nueva casa para esta tan importante ocasión; sin embargo, el destino tenía dispuesto un hecho que marcaría a fuego la historia del cuartel y en consecuencia a la Tercera Compañía como fue el terremoto del 27 de febrero del 2010. Nuestro cuartel no soportó los embates de la naturaleza como lo había hecho en otras épocas, colapsando la torre de la sirena y el tercer piso. Esto fue un gran golpe para todos los tercerinos y especialmente a los antiguos cófrades, sobre todos los que con sus propias manos habían levantado el ya añoso cuartel.

Posteriormente, en los siguientes meses, el terreno la Compañía, pasó por un periodo de receso forzoso. Por la imposibilidad de ocupar el destruido cuartel, nuestros carros fueron aparcados en el Cuartel General del Cuerpo a la espera que hubiera una solución a la problemática de habitabilidad, Los voluntarios emprendieron un trabajos de reparación en el cuartel con el fin que se pudiera volver a ocupar, pero esto lamentablemente no se pudo concretar ya que los daños estructurales fueron muy grandes. En consecuencia, se declararon las dependencias de Bueras como no habitable, con el gran pesar de todos los hombres y mujeres que integran la Tercera Compañía.

Pero este receso sólo duró unos meses, ya que el 13 agosto se inauguró un nuevo cuartel llamado “Provisorio”, ubicado a unas 8 cuadras hacia el norponiente, en una de las avenidas de mayor convertibilidad de nuestra histórica ciudad, ampliando y mejorando el radio de operación y la capacidad de respuesta ante cualquier tipo de siniestro. La nueva dirección es Avenida Libertador Bernardo O’Higgins N° 1031. Este cuartel provisorio contaba con un galpón como sala de máquinas, 2 oficinas, una sala de sesiones, guardia nocturna y casa para el cuartelero. Eran un total 500 mts.² de construcción y la Compañía entró en servicio a las 08:00 horas del lunes 16 de agosto del 2010, según orden del día número 25 del mismo año. Este importante logro, se dio gracias al apoyo económico del Cuerpo de Bomberos de Rancagua, el cual gestionó la compra del terreno donde anteriormente funcionaba un taller mecánico. Y como había sido en épocas anteriores el trabajo de los mismos tercerinos, convirtieron las instalaciones del antiguo taller en el nuevo “cuartel provisorio”.

Sin duda el día 30 de enero del 2014 será muy especial para nuestra Compañía y da comienzo a una nueva era, ya que después de casi 4 años de esa fatídica madrugada del 27 de febrero del 2010, se pone en servicio el nuevo cuartel, que tantos años esperamos y que muchas generaciones de tercerinos soñaron.